viernes, 5 de junio de 2020
Invertir en Canarias Noticias inmobiliarias

Reservar a ciegas: el mercado inmobiliario en estado de alarma

Dentro de la oleada de cambios que está provocando la crisis del coronavirus en el mercado de la vivienda está el impulso de las operaciones en las que los compradores adquieren los inmuebles sin visitarlos. 

Este tipo de transacciones podría ir creciendo como consecuencia de las restricciones de movilidad que todavía existen por el estado de alarma. El perfil de comprador es muy concreto: clientes inversores o personas que conocen bien la zona e incluso el edificio en el que se encuentra el inmueble.

Independientemente del perfil, exite un patrón de comportamiento que se repite una y otra vez: la búsqueda de una rebaja en el precio o la necesidad de comprar en una ubicación concreta.

A pesar de que en estas semanas de confinamiento se han disparado las herramientas y alternativas en el sector inmobiliario para poder ver una casa sin visitarla físicamente (por ejemplo, con los tour virtuales), los contratos de arras o reserva se han cambiado incluyendo cláusulas para tutelar el comprador en el caso que la vivienda no se corresponda a las fotos y vídeos o no tenga algunas características que el comprador se esperaba. El consejo es dirigirse a una agencia inmobiliaria de confianza en la zona que pueda solicitar y facilitar al comprador toda la documentación: nota simple registral, si el inmueble tiene cargas o gravámenes asociados, las limitaciones de uso, etc. y luego redactar un documento a norma de Ley y que ponga de acuerdo ambas partes.