lunes, 25 de mayo de 2020
Pueblos con encanto

San Cristóbal de La Laguna, piérdete en su casco histórico

En el norte de la isla de Tenerife, San Cristóbal de La Laguna fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1999 por ser ejemplo único de ciudad colonial no amurallada y también fue la primera capital de la isla, lo que la convirtió en el centro del poder político, económico y cultural del archipiélago.

La Universidad de La Laguna es una de las instituciones más emblemáticas de este municipio, y una muestra de la importancia cultural de la ciudad.

La Laguna es un lugar de encuentro de gente moderna y jóvenes estudiantes alrededor de su universidad, la primera de Canarias. Las calles peatonales del centro están siempre llenas de vida, con músicos callejeros y cientos de tascas, restaurantes y bares. En sus calles y plazas destaca un notable número de iglesias y edificios históricos de origen religioso, por lo que La Laguna ofrece muchas posibilidades de realizar visitas históricas-artísticas combinadas con una ruta por sus bares de tapas típicas.

Su arquitectura colonial, el trazado lineal de sus calles, que fue realizado en el siglo XV sin murallas exteriores de protección, y una amplia zona comercial peatonal otorgan una marca distintiva a esta añeja ciudad universitaria. Disfrutar de sus calles históricas es una experiencia inolvidable.

La visita del centro histórico de La Laguna se puede iniciar en la plaza del Adelantado. Se trata del centro geográfico de la ciudad del siglo XV, cuando en sus iglesias y palacetes se concentraban el poder político y eclesiástico junto con el militar, pues muy cerca había un campamento.

En dicha plaza ahora puedes ver la Ermita de San Miguel, de 1506.

Pero, sobre todo, el monasterio de Santa Catalina de Siena, con sus dos ajimeces exteriores que te llamarán la atención, y el Palacio de Nava, que combina los estilos manierista, barroco y neoclásico.

Si desde ahí tomas la calle del Obispo Rey Redondo hacia la plaza de la Concepción, en el lado izquierdo tendrás una sucesión de edificios históricos. Entre ellos, la Casa del Corregidor, uno de los edificios más antiguos de La Laguna, o la Casa de la Alhóndiga, construida en 1705.

Otros palacetes que verás con sus coloridas y muy cuidadas fachadas son la Casa de los Capitanes Generales, llamada así por residir en ella durante el siglo XVIII, o la Casa Mesa, en cuya fachada destaca el escudo de armas de la familia.

En esta ruta pasarás por la iglesia de Nuestra Señora de los Remedios, del siglo XVI, la cual fuera catedral de la Laguna en 1819. En la paralela calle de San Agustín destaca el palacio de Lercaro, de finales del siglo XVI que ahora es sede del museo de Historia de Tenerife.

Junto al mismo, tienes la Casa Salazar, del siglo XVI, sede del Obispado hasta que en 2006 sufrió un incendio.

Y cerca encontrarás el edificio de la iglesia y antiguo Hospital de Nuestra Señora de los Dolores, que fuera el primer centro benéfico de la ciudad en 1515.

Junto a este edificio tienes la iglesia y ex-convento de San Agustín, fundada en 1506 por los agustinos. Situada junto a un bello recinto ajardinado, la iglesia sufrió un incendio en 1964, y aún está pendiente de ser restaurada.

Finalmente llegarás a la plaza del Doctor Olivera, donde encuentras la iglesia de Nuestra Señora de la Concepción. La parroquia original se remonta al año 1511, aunque a finales del pasado siglo, debido a su gran deterioro, se llevó a cabo una reedificación. El elemento más destacado de esta iglesia, uno de los monumentos icono de La Laguna, es su torre de finales del siglo XVII.

Esto no es nada más que una muestra de los numerosos monumentos y palacetes que puedes ver durante un paseo por La Laguna, visita de la que estarás encantado.


Más información: https://www.aytolalaguna.es/ayuntamiento/el-municipio/resena-historica/